Homenaje a Daguerre 8, 2009. Zaragoza, Aragón. Daguerrotipo

® Ángel Fuentes

Homenaje a Daguerre 10, 2009. Zaragoza, Aragón. Daguerrotipo

® Ángel Fuentes

Ángel Fuentes

El autor realiza su proyecto como un homenaje al propio descubrimiento de la fotografía. Prepara su material siguiendo escrupulosamente el primer manual de Daguerre, aparecido en París un mes después de que el gobierno francés decidiese liberar el proceso de cualquier tipo de patente. Siguiendo las instrucciones de este manual la superficie argéntea se sensibilizada con vapor de yodo hasta que ésta obtiene un amarillo intenso. La sensibilidad de la placa es muy pequeña, por lo qué, las tomas en exteriores serán de un tiempo similar a las que se utilizaron 170 años atrás, es decir, entre 20 y 30 minutos dependiendo de las condiciones climáticas.

La prolongada exposición produce, en la zona de las altas luces, un efecto similar a la solarización. Lo podemos ver claramente en los ejemplos más primitivos de las tomas que Daguerre hizo desde su estudio

Ángel Fuentes realiza desde su estudio una serie de tres tomas, en la que los contenidos icónicos están supeditados al propio problema de la solarización. Para la toma elige tres días distintos, exactamente a  la misma hora, y hacia tres distintas direcciones a las que dirigir la cámara, buscando tres diferentes condiciones lumínicas: luces y sombras compensadas, luces muy fuertes y sombras muy pronunciadas.  La siguiente serie la realiza a pie de calle. Se enfrenta a los edificios y el entorno que ha quedado tras la Exposición Internacional de Zaragoza.

El resultado documenta las dificultades que se encontraban los primeros daguerrotipistas: imágenes de un aspecto plano junto con el misterio y la belleza  que producen unos objetos metálicos de apariencia opaca.

Aviso

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar