El Museo.

Este proyecto de museo universitario, nació a partir de la donación de la colección de arte contemporáneo de la coleccionista navarra María Josefa Huarte Beaumont a la Universidad de Navarra, cuenta con un edificio en el propio campus universitario, cuyo diseño se encargó al arquitecto Rafael Moneo.

Dispone de 12.000 m. cuadrados de superficie en tres plantas y abrió sus puertas en enero de 2015.

La colección del Museo acoge el legado de arte donado por María Josefa Huarte y la Colección de Fotografía de la Universidad, conformando una colección única.  El legado de María Josefa Huarte Beaumont [1] se compone de medio centenar de obras pictóricas y escultóricas que ella ha ido adquiriendo personalmente a lo largo de los años. Los autores de la colección son algunos de los artistas más internacionales de la segunda mitad del siglo XX, autores de gran relevancia como Pablo Picasso, Eduardo Chillida, Antoni Tàpies, Jorge Oteiza, Pablo Palazuelo o Mark Rothko, entre otros.  El Fondo Fotográfico de la colección del Museo se inició con la recepción del legado de José Ortiz-Echagüe [2]. Esta colección ha ido ampliándose con diferentes donaciones y adquisiciones, hasta convertirse en una de las colecciones de fotografía más importantes de España. Actualmente consta de más de 10.000 fotografías y 100.000 negativos que abarcan desde el siglo XIX hasta la época contemporánea englobando a artistas como Clifford, Laurent, Catalá Pic, Centelles o Catalá Roca entre otros.
 

fotografías y 100.000 negativos que abarcan desde el siglo XIX hasta la época contemporánea englobando a artistas como Clifford, Laurent, Catalá Pic, Centelles o Catalá Roca entre otros.

Rafael Moneo[3], único arquitecto español ganador del Premio Pritzker (1996), fue el encargado del proyecto para el que quiso dar un toque de abstracción en consonancia con la estética de artistas como Antoni Tàpies o Pablo Palazuelo y las obras de arte contemporáneo que albergará el centro artístico. El edificio ocupa el valle entre dos colinas del campus universitario, uniéndolas, por lo que su respeto e integración en el entorno donde se emplaza es una característica relevante del edificio.
Desde el Museo, el visitante obtiene una visión panorámica de todas las facultades y centros de la Universidad de Navarra. Este hecho proporciona la sensación de que el edificio abraza todas las disciplinas, una característica que coincide con la misión del naciente museo universitario: poner en diálogo el arte con todas las ciencias.

[1] MARÍA JOSEFA HUARTE JUNTO A ÁNGEL GÓMEZ MONTORO, PRESIDENTE DEL PATRONATO DEL MUSEO TRAS LA DONACIÓN DE SU COLECCIÓN.

[2] JOSÉ ORTIZ ECHAGÜE EN SU ESTUDIO REVISANDO UNO DE SUS TRABAJOS FOTOGRÁFICOS.

[3] RAFAEL MONEO, PREMIO PRITZKER 1996, ES EL ARQUITECTO DEL MUSEO UNIVERSIDAD DE NAVARRA.


Libro "Museo Universidad de Navarra. Idea". Ver publicación.
 


Interior del Museo

Iluminación exterior del museo

Notice

This site uses proprietary and third party cookies to enhance your user experience and show content related to your preferences. By using this website you consent to our use of cookies. For more information on cookies see our cookie policy.

Agree