Bach y la danza



En la sesión se visionarán tres ballets de tres grandes coreógrafos del siglo XX: Balanchine, Spoerli y Nureyev, con música de J.S. Bach. Serán comentados por Ibis Albizu presentadora del ciclo Coda en movimiento

 

Entrada libre. Retirada de invitaciones en las taquillas del Museo.

Abono del ciclo completo 22€. A la venta únicamente en taquilla, incluye acceso a todas las actividades y espectáculos del ciclo.

CONCERTO BARROCO (GEORGE BALANCHINE)

Coreografía: George Balanchine

Música: Johann Sebastian Bach, Concerto in D minor for Two Violins BWV 1043

Premiere: 1941

Duración: 18 minutos

Balanchine decía de este trabajo: “Si el diseñador de danza ve en el desarrollo de la danza clásica una contraparte para el desarrollo de la música y las ha estudiado a ambas, obtendrá inspiración continua de grandes partituras”.

En el primer movimiento del concierto, dos bailarinas personifican los violines mientras les acompaña un cuerpo de baile de ocho bailarinas. En el segundo movimiento, un largo, el bailarín se une a la bailarina principal en un pas de deux. En la última sección, allegro, todo el conjunto expresa la vitalidad rítmica y sincopada de la música de Bach.

La obra comenzó como un ejercicio de Balanchine para la School of American Ballet y fue interpretada por el American Ballet Caravan en su histórica gira por América del Sur en 1941. Cuando en 1945 se integró en el repertorio del Ballet Russe de Monte Carlo, Balanchine vistió a los bailarines con vestuarios más prácticos en la que fue probablemente la primera aparición de lo que ha llegado a ser considerado como el vestuario del ballet moderno firmado por Balanchine. En 1948, el Concerto Barrocco fue uno de los tres ballets incluidos en el programa de la primera representación del New York City Ballet.

 

VARIACIONES GOLDBERG (HEINZ SPOERLI)

Coreografía: Heinz Spoerli

Música: Johann Sebastian Bach, Variaciones Goldberg BWV 988

Premiere: 1993

Compañía: Ballet de Zurich

Las Variaciones Goldberg de Spoerli son una obra abstracta y coral de ballet moderno. Fueron creadas originalmente en 1993 para el Deutsche Oper am Rhein (Düsseldorf) con los diseños del holandés Kekso Dekker y forman parte del repertorio del Ballet de Zurich desde 1996.

La obra usa íntegramente la partitura terminada por Johann Sebastian Bach en 1742 en Leipzig casi al ocaso de su carrera y el suizo es el único coreógrafo que se ha embarcado en la aventura de llevar a la danza la obra íntegra, aunque antes hubiera sido empleada parcialmente por otros coreógrafos. En las Variaciones Goldberg de Spoerli el reto se plasma en el traslado a las imágenes danzadas de la complejidad contrapuntística de la obra musical.

 

SUITE No. 3 DE BACH (NUREYEV)

Coreografía: Rudolf Nureyev en colaboración con Francine Lancelot

Música: Johann Sebastian Bach, Suite No. 3 in C Major for Solo Cello BWV 1009

Premiere: 1984

Compañía: Ballet de la Ópera de París

Nureyev llegó al Ballet de la Ópera de París en 1983 y pidió a Francine Lancelot, bailarina experta en danza antigua, especialmente barroca, y tradicional, que le preparara un solo de ballet con la Suite n.3 de Bach, su músico favorito.

Francine Lancelot se inspiró en la pieza Bach Suite del manual de danza escrito por Pierre Rameau (1674 – 1748), en donde el maestro y teórico del ballet explica con detalle cómo ejecutar pasos de unos cuarenta bailes de la época de Luis XIV para los bailes de la corte y los ballets de la ópera.

A partir del trabajo de Lancelot, Rudolf Nureyev participó en la elaboración de la coreografía, desarrollando el carácter barroco o alejándose de él, dependiendo de su propia inspiración.

"Estoy asombrada por la forma en que, trabajando por imitación y sin notación, Nureyev asimila encadenamientos tan complicados. Él adquirió los movimientos naturales del brazo y el sentido del gesto instintivamente. Si le muestro que la ornamentación es correcta antes de la nota, entiende y reacciona instantáneamente. Después de sólo unos cuantos ensayos, prácticamente ha abandonado la fuerza a favor de la gracia." Así describía Francine Lancelot el trabajo de Nureyev en un artículo citado en Rudolf Nureyev en París, el libro del programa diseñado por el personal de la ópera de París y editado por La Martinière con motivo de la gala celebrada en el 20 de enero de 2003 en el Palais Garnier para celebrar el décimo aniversario de la muerte del coreógrafo.