Cine: Mi nombre es Bach



Proyección de la película Mi nombre es Bach (Mein Name ist Bach, 2003), coproducción Suiza – Alemania – Francia dirigida por Dominique de Rivaz, con introducción de Ibis Albizu, presentadora del ciclo Coda en movimiento

Ganadora en 2004 del Premio del Cine Suizo a Mejor Película para Dominique de Rivaz y del Premio del Cine Suizo al Mejor Actor en un Papel Secundario para Gilles Tschudi.

Entrada general: 3€

Abono del ciclo completo 22€. A la venta únicamente en taquilla, incluye acceso a todas las actividades y espectáculos del ciclo.

Entrada gratuita para Amigos del Museo, alumnos y empleados de la Universidad de Navarra.

MI NOMBRE ES BACH

Dirección Dominique de Rivaz

Música Frédéric Devreese

Duración 99 minutos

No recomendada para menores de 7 años

 

La película narra el encuentro en 1747 en Postdam entre un Johann Sebastian Bach, anciano y casi ciego, y el joven emperador Federico II, amante de la música y gran admirador del maestro.

El monarca ve en Bach a un padre ideal, lejos del suyo, y Bach ve en el joven al hijo poderoso y resuelto que hubiera deseado. La relación entre artista y monarca comienza entonces a sembrar la discordia en el seno de ambos clanes, los Bach y la corte.

ROGER SALAS

Roger Salas es el comisario del ciclo Coda en movimiento desde su primera edición.

Es el crítico de danza y ballet del periódico EL PAÍS desde hace 28 años y está considerado como uno de los mayores expertos de Europa en la materia. Como crítico y cronista, ha sido testigo ilustrado de los más importantes acontecimientos de la especialidad a nivel mundial, premiado y reconocido por la profesión del ballet en los más exigentes foros de actuación desde la Bienal de Venecia hasta el Teatro Mariinski de San Petersburgo o el Teatro alla Scala de Milán.

Nació en Holguín (Cuba) y emigró a Europa en 1982.

Además de ofrecer conferencias en diferentes partes del mundo, ha publicado dos libros de cuentos, una novela y varios ensayos sobre ballet, ciencia coréutica y danza española, además de numerosos artículos. Roger cree, como dijera Maya Plisetskaia un día, que "la danza salvará al mundo".