Comisarios en la Gran Manzana: un viaje para descubrir la capital mundial del arte contemporáneo

Los 24 alumnos de la primera promoción del Master in Curatorial Studies viajaron diez días a Nueva York, donde visitaron museos, galerías y otros espacios artísticos

Descripcion de la imagen
Alumnos del Master in Curatorial Studies durante una visita en Nueva York. FOTO: ANA RINCÓN
28/05/19 18:28 Leire Escalada

La ciudad de los rascacielos, la que nunca duerme, ese eterno escenario de películas que es Nueva York, atesora también, para muchos, el título de capital mundial del arte contemporáneo. Desde los años 40, la inmensa urbe estadounidense, donde viven más de 8 millones de personas, se ha convertido en el espacio perfecto para museos, galerías y otros lugares dedicados al arte.

Además, es la enorme residencia de una comunidad artística y social efervescente en la que los límites del arte se desdibujan y son permeables a la construcción de la propia ciudad.  Con el interés de conocer in situ este ecosistema artístico de influencias planetarias, los 24 alumnos de la primera promoción del Master in Curatorial Studies del Museo Universidad de Navarra, realizaron un viaje curatorial a la Gran Manzana el pasado abril.

Los estudiantes, de diez nacionalidades distintas, tuvieron la oportunidad de descubrir distintos centros artísticos de la mano de curadores, artistas y otros profesionales del sector. A en este viaje de diez días, tuvieron la oportunidad de recorrer emblemáticos museos como el Museum of Modern Art (MOMA), el Metropolitan Museum of Art (MET); galerías de Chelsea como Gagosian, Pace o Hauser & Wirth, e incluso conocer proyectos de arte público impulsados por el Ayuntamiento de la ciudad.   

Precisamente, la primera cita que tuvieron al aterrizar en Nueva York fue con la curadora de arte latinoamericano del MOMA, Inés Katzstein, quien explicó cómo desarrolla su trabajo, en el que busca la dinamización de la colección, la interdisciplinariedad y la creación de exposiciones con una mirada autocrítica en torno al propio museo.

También pudieron aprender más sobre arte latinoamericano de la mano de del fundador y director del Institute for Studies on Latinamerican Art, Ariel Aisiks (ISLAA). Se trata de un proyecto cultural emprendedor que tiene como objeto promover la historia del arte de América Latina y apoyar a los artistas en su proyección internacional.

ARTE PÚBLICO NEOYORQUINO

El viaje también ha permitido conocer distinta intervenciones de arte en el espacio público, aspecto del que Nueva York es un referente. El grupo mantuvo un encuentro con Sergio Pardo López, del Department of Cultural Affairs of New York City.  Para María Díaz Banet, madrileña graduada en Historia del Arte, esta fue una de las experiencias más enriquecedoras del viaje: “Pudimos conocer la labor de la concejalía de Cultura en relación al programa de creación de arte para el espacio público. Fue muy interesante también descubrir cómo funciona el 1% for the arts, una iniciativa pública para fomentar la cultura y el arte público. Es un proyecto fascinante con muchas implicaciones”. En otra jornada también pudieron recorrer el parque Highline, donde se exponen obras, especialmente esculturas, de la mano de la comisaria Cecilia Alemani.

SALIDA A HUDSON VALLEY

Una de las jornadas, el grupo se desplazó a Cold Spring (Hudson Valley), a una hora de Nueva York, donde se encuentra el Magazzino Italian Art. Allí realizaron una visita guiada por el arquitecto español Miguel Quismondo, quien se ocupó del diseño del actual edificio, que alberga la colección de arte de Nancy Olnick y Giorgio Spanu. “Me gustó mucho tanto su colección como la arquitectura del Museo y tener la posibilidad de hacer la visita con el arquitecto”, explica Pau Cassany, estudiante catalán, de profesión arquitecto. Ese día también visitaron Dia: Beacon, un centro de arte minimalista ubicado a dos horas de la ciudad de Nueva York.

RUTAS A MEDIDA

Los alumnos disfrutaron además de dos días libres para visitar aquellos museos y espacios culturales más vinculados a sus intereses e inquietudes como comisarios. Por ejemplo, visitaron distintos estudios de artistas en Mana Open House de New Jersey y en Dumbo Open Studio de Brooklyn y recorrieron los espacios del Bronx Museum, The Met Breuer, MoMa PS1, SculptureCenter de Long Island, e Isamu Noguchi Museum, ubicado el barrio de Queens, entre otros.  Además, visitaron estudios de artista como Alfred Jaar, en Chelsea.

“Conocer de cerca aspectos e instituciones de la esfera artística neoyorquina ha contribuido de manera sustancial a mi formación como comisaria. He sido consciente de la gran multiplicidad de puntos de vista y líneas de investigación posibles”, apunta Díaz.

En esta misma línea valora Cassany la experiencia: “Es muy importante conocer otras maneras de trabajar y este viaje nos ha dado la oportunidad de aprender de la mano de distintos profesionales y multiplicar los puntos de vista”.

En total, los alumnos visitaron más de 20 museos y centros de arte, mantuvieron encuentros con 15 profesionales y visitaron múltiples estudios, así como también la residencia de dos coleccionistas privados. Un viaje enriquecedor a un escenario en constante desarrollo.

Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto: